miércoles, 19 de septiembre de 2012

¿CÓMO EVITAR LAS POLUCIONES NOCTURNAS O SUEÑOS HÚMEDOS?


“Muchas veces les he explicado a ustedes cómo se trabaja con el Mantram HAMSAH que se pronuncia así: “Jam-Saj”, este Mantram es el símbolo maravilloso que en el oriente hace fecunda las aguas caóticas de la vida, el Tercer Logos. Lo importante, pues, queridos discípulos, es saber cómo vamos a vocalizar esos Mantrams, cuáles son sus poderes. Normalmente, las fuerzas sexuales fluyen desde adentro hacia fuera en forma centrífuga y debido a eso existen las poluciones nocturnas cuando se tiene un sueño basado en el centro sexual. Si el hombre organizara sus sistemas vitales y en lugar de propiciar el sistema centrífugo, utilizara el sistema centrípeto, es decir, que el hombre hiciera fluir las fuerzas sexuales de afuera hacia adentro mediante la transmutación, aunque hubiese el sueño erótico, no habría poluciones; pero como no tiene el hombre organizada la cuestión sexual así en forma centrípeta, pues de hecho viene la polución, la pérdida del esperma sagrado o licor espermático”.

“Si uno quiere evitar poluciones, debe saber organizar sus fuerzas sexuales; estas fuerzas se hallan íntimamente relacionadas con el alimento, con el prana, con la vida, eso es obvio. Existe pues una intensa y profunda relación entre las fuerzas sexuales y la respiración, que debidamente combinadas y armonizadas, originan cambios fundamentales en la anatomía física y psicológica del hombre. Lo importante es hacer refluir esas fuerzas sexuales hacia adentro y hacia arriba en forma centrípeta; solo así es posible hacer un cambio específico en el oficio y funciones que puede cumplir la fuerza creadora sexual. Hay necesidad de imaginar la energía creadora en acción durante la meditación, hacer que suba en forma rítmica y natural hasta el cerebro mediante la vocalización del Mantram que ya hemos explicado en esta práctica de meditación, no olvidando las inhalaciones y exhalaciones del aire en forma sincronizada en perfecta concentración, armonía y ritmo”.

“Es necesario aclarar que debe ser más profunda la inhalación que la exhalación, sencillamente porque necesitamos hacer refluir la energía creadora desde afuera hacia adentro, es decir, hacer más corta la exhalación que la inhalación. Con esta práctica llega el momento en que la totalidad de la energía creadora, fluye de afuera hacia adentro y hacia arriba, en esta forma centrípeta, la energía creadora organizada como ya dijimos en forma centrípeta, cada vez más profunda de afuera hacia adentro, es claro que se convierte en un instrumento extraordinario para la esencia, para despertar conciencia”.

“Les estoy enseñando el legítimo Tantrismo Blanco, esta es la práctica que usan las escuelas Tántricas de los Himalayas y del Indostán, es la práctica mediante la cual se puede llegar al éxtasis, al Samadhí o como le quieran denominar. Los ojos deben estar cerrados durante la práctica, no se debe pensar absolutamente en nada durante esta meditación; pero si desdichadamente llega a la mente un deseo, lo mejor que podemos hacer es estudiarlo sin identificarnos con dicho deseo, después de haberlo comprendido íntimamente, profundamente en todas sus partes, entonces dejarlo listo para someterlo a muerte, a la desintegración por medio de la Lanza de Eros. Pero si nos asalta un recuerdo de algún acontecimiento de la ira, ¿qué debemos hacer? Suspéndase por un momento la meditación y trátese de comprender el acontecimiento que nos ha llegado al entendimiento, hagámosle la disección, estudiémoslo y desintegrémoslo con el bisturí de la auto-crítica y luego olvidémoslo y continuaremos con la meditación y la respiración”.

“Si de pronto viene a nuestra mente algún recuero de cualquier acontecimiento de nuestra vida desde hace 10 o 20 años atrás, hagamos el mismo uso de la autocrítica y utilicemos el mismo bisturí para desintegrar tal recuerdo, para ver qué es lo que tiene de verdad; una vez que estemos seguros de que no viene nada más a la mente, entonces continuemos con la respiración y la meditación sin pensar en nada, haciendo resonar dulcemente el Mantram Jam-Saj tal como suena, prolongando la inhalación y corta la exhalación”.

“Repetimos el Mantram: Jaaaammmmmm – Saj. Jaaaammmmmmm – Saj, etc. Con profunda quietud y silencio auténtico de la mente; solo así, la Esencia podrá escaparse aunque sea por un momento, para sumergirse en lo Real”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario