martes, 29 de noviembre de 2011

ACTIVIDADES DEL CRISTO EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.



Este hecho concreto está demostrando hasta la saciedad que jesús vive todavía con el mismo cuerpo fisico que usó en la tierra santa.

"queremos compartir éste relato hermoso, espero lo leean paz inverencial".

Este relato lo encontramos en el libro " Que mata a la muerte", o libros "De los jinas" obra formidable de Don mario roso.

VEAMOS: Extrañas narraciones llegaban a nosotros en las trincheras. A lo largo de la linea de 300 millas que desde suiza, hasta el mar, corrían ciertos rumores, cuyo origen y veracidad ignorábamos nosotros. Iban y venían con rapidez, y recuerdo el momento en que mí compañero Jorge casay, dirigiéndome una mirada extraña con sus ojos azules, me pregúnto si yo habia visto al amigo de los heridos y entonces me refirió lo que sabía respecto al particular. Me dijo que despues de violentos combates, se habiá visto un hombre vestido de blanco inclinándose sobre los heridos".
"Las balas lo acercaban, las granadas caían a su alrrededor, pero nada tenía poder para tocarle.Él era un héroe superior a todos los héroes, o algo más grande todavía.Este misterioso personaje , a quién los franceses llamaban " el camarada vestido de blanco ", y parecía estar en todas parte a la vez :en Nancy, en la arjona , en soissons , en iprés: en dondequiera que hubiese hombres hablando de él con voz apagada, Algunos, sin embargo,sonreían diciendo que las trincheras hacían efectos en los nervios de los hombres.Yo que con frecuencia era descuidado en mi conversación exclamaba que para creer tenía que ver , y que necesitaba de la ayuda de un cuchillo germánico que hiciera caer en tierra herido".
Al día sicuiente los acontecimientos se sucedieron, con gran viveza en este pedazo del frente.Nuestro grandes cañones rugieron desde el amanecer hasta la noche, y comenzaron de nuevo a la mañana.Al medio día recibimos orden de tomar trincheras de nuestro frente.Esta se hallaban a 200 yardas de nosotros y no bien habíamos partidos, comprendimos que nuestros gruesos cañon habían fallado en la preparación.Se necesitaba un corazón de acero para marchar adelante; ningún hombre vaciló. Habíamos avanzado 150 yardas cuando comprendimos que ibamos mal. Nuestro capitán nos ordenó ponernos a cubiertos, entonces precisamente fui herido en ambas piernas. por misericordia divina caí dentro de un hoyo.Supongo que me desvanecí, por que cuando abrí los ojos me encontré solo".
"Mi dolor era horrible; pero no me atreví a moverme para que los alemanes no me viesen, pues estaba a 50 yardas de distancia, y no esperaba a que se apiadasen de mí.Senti alegría cuando comenzó a anochecer.Había junto a mí algunos hombres que se habrían considerado en peligro en la osuridad, si hubiesen pensado que un camarada estaba vivo todavía .Cayó la noche y bien pronto oí una pisadas no furtivas, sino firmes y reposadas, como si ni la obscuridad ni la muerte pudiesen alterar el sosiego de aquellos pies .Tan lejos estaba yo de sospechar quien fuese el que se acercaba,aunque percibí la claridad de los blancos en la oscuridad,me figuré que era algún labriego en camisa, y hasta se me ocurrió si fuese una mujer demente".
"Más de improviso, con un ligero estremecimiento, que no sé si fue de alegría o terror, caí en cuenta que se trataba del "camarada vestido de blanco" y en aquél mismo instante los fusiles alemanes comenzaron a disparar. Las balas podían apenas errar el blanco , pues el levantó sus brazos como en súplica y luego los retrajo, permaneciendo al modo de unas de esas cruces que tan frecuentemente se ven en las orillas de los caminos de francia .Entonces habló; sus palabras parecían familiares; pero todo lo que yo recuerdo fue el principio:" si tú has conocido".Y el fin. "pero ahora ellos estan oculto a tus ojos".Entonces se inclinó, me cogió en sus brazos ( a mí que soy el hombre más corpulento de mi regimiento), y me transportó como a un niño. Supongo que me quedé dormido, porque, por que cuando desperte este sentimiento se me había disipado".
" yo era un hombre y deseaba saber lo que podía hacer por mi amigo para ayudarle y servirle.Él estaba mirando hacía el arroyo, y sus manos estaban juntas, como si orase; y entonces vi que él también estaba herido.Creí ver como una heridad desgarrada en su mano, y conforme oraba se formó una gota de sangre que cayó a tierra. Lancé un grito sin poderlo remediar,por que aquella herida me pareció más horrorosa que las que yo había visto en esta amarga guerra."Estáis herido también"( dije con timidez) quizas me oyó, quizas lo adivinó en mí semblante; pero contestó gentilmente;"Esa es una antigua herida,pero me ha molestado hace poco".
"Y entonces noté con pena que la misma cruel marca aparecía en su pie .Os causará admiración el que yo no hubiese caído antes en la cuenta; yo mismo me admiré.Pero tan solo cuando yo vi sus pie, le conocí: "El cristo vivo".Yo se lo había oído decir al capellán unas semanas antes;pero ahora comprendí que él había venido hacía mí,( hacía mí, que le había distanciado de mí vida en la ardiente fiebre de mi juventud).Yo ansiaba hablarle y darle las gracias; pero me faltaban las palabras y entonces él se levantó y me dijo:Quédate aquí hoy junto al agua. Yo vendré por tí mañana; tengo labor para que hagas por mí".En un momento se marchó. Y mientras lo espero , escribo ésto para no perder la memoria de ellos.Me siento debil y solo, y mi dolor aumenta; pero tengo su promesa; yo se que él ha de venir mañana por mí.
Hasta aquí el relato de un soldado,trascrito por Don mario roso de luna en su libro" Que mata a la muerte".Este hecho concreto está demostrando hasta la saciedad que jesús vive todavía con el mismo cuerpo fisico que usó en la tierra santa.

jueves, 24 de noviembre de 2011

CONTROL DE FECUNDACIÓN POR JOHN NOYES


Jhon Humprey Noyes descubrió desde hace más de un siglo un método de control de fecundación, lo puso a prueba y realizó así uno de los experimentos más significativos de la humanidad, en asuntos eugenésicos en los tiempos modernos. Empero, ¿qué es el nuevo descubrimiento de control de nacimientos de Noyes y cómo llegó a descubrirlo? Ocurrió de la siguiente manera: 

Noyes contrajo matrimonio en el año de 1838 y vivió en la rutina matrimonial acostumbrada hasta 1844. Fue durante este período cuando por una experiencia demasiado dolorosa, hubo de dedicarse al estudio de cuestiones sexuales; estudio que lo condujo al descubrimiento del método que tanto bien puede hacer a la humanidad. 

En el transcurso de los primeros seis años, su esposa pasó por las agonías de cinco partos, de los cuales cuatro fueron prematuros; sólo un niño vivió. Noyes investigó por todos los medios a su alcance la posibilidad de evitar la concepción. 

Le era conocido el antigua método de Onán (retirada), lo mismo que las advertencias francesas de la anticoncepción; pero considerando ambos como altamente nocivos para la salud, se decidió a no usarlos. Después de la última desgracia, él empeñó su palabra a su esposa de que jamás volvería a exponerla a dolores infructuosos. Resolvió vivir separado de ella antes de que faltara a su compromiso. Tal era su situación en 1844. 

Entonces empezó a llegarle la idea de que es posible gozar de la asociación sexual sin exponer a la mujer a los peligros de la fecundación. Meditaba sobre la manera de experimentar el necesario gozo sexual sin la descarga seminal. Entonces concibió la idea de que los órganos sexuales tienen dos funciones: 

Una procreativa que encierra el orgasmo y por lo tanto la eyaculación, y la otra de carácter afectivo meramente, la cual no requiere la conclusión del acto procreativo. 

Pero pensaba él, debería ser posible separar estas dos funciones y reservar cada una de ellas para su momento oportuno. Experimentó con esta idea y encontró que no era tan difícil el control de sí mismo, que era lo indispensable, y que el gozo aumentaba. 

También pudo comprobar que las experiencias de su esposa eran muy satisfactorias, tanto como nunca anteriormente y más que todo evitó la fecundación involuntaria. Este nuevo descubrimiento según él, fue la "Gran liberación". Comunicó sus experiencias a un amigo y él también comprobó igual satisfacción. 

Durante dos años se dedicó a experimentar y a estudiar los detalles esenciales y los aspectos del nuevo descubrimiento. Por fin lo anunció al mundo en un folleto titulado "Continencia Masculina o Dominio de Sí Mismo en el Coito". 

Las ideas esenciales que Noyes presentó en su folleto fueron las siguientes: 

Hay dos métodos de unión sexual; el primero es el acto animal de la copulación, que conduce necesariamente a la fecundación; el segundo es de carácter netamente afectivo, inhibe la eyaculación y preserva naturalmente del embarazo. 

Hay un gravísimo error en confundir estos métodos; el primero debe reservarse para su misión natural, para sus fines legítimos: la concepción. Cuando no se desea la concepción no se debe celebrar el acto particular destinado a efectuarla. Sin embargo, puede efectuarse la unión sexual que produce un alegre intercambio de magnetismo, que puede sostenerse sin llegar al orgasmo. 

El arte de inhibir el orgasmo pueden adquirirlo y cultivarlo todos los que realmente lo deseen; el medio seguro consiste en no seguir con el ímpetu de la excitación inicial, porque en estas circunstancias sí es peligroso evitar el orgasmo, puesto que éste sobreviene cuando las arterias y las venas de los órganos sexuales están repletas, con el aflujo de sangre. De ahí puede deducirse que si se logra dominar el impulso nervioso, evitando el aflujo de sangre a dichos órganos, no se secretará fluido seminal. 

Los deseos sexuales son causados por la presión de la sangre extra en dichos órganos generadores y por la presión del fluido seminal acumulado, lo cual queda demostrado por el hecho de que el deseo puede presentarse y desaparecer enseguida y repentinamente produzca ninguna secreción, aparte de que dicho deseo se encuentra presente dentro de la mujer, como en el hombre, y continúa subsistiendo después que las respectivas glándulas han perdido su poder de secreción debido a la vejez. 

La expulsión del semen por el hombre en lugar de ser necesario para el goce carnal, obra en sentido opuesto por su efecto de acabar inmediatamente con la vitalidad y el impulso generador, llevando a fin prematuro las relaciones. 

Reteniendo el flujo seminal se alcanza un grado de placer más intenso, prolongado cuanto se desee y en condiciones de volver a empezar cuando se quiera. 

Después de haberse acostumbrado a la práctica de evitar el orgasmo, es tan sencillo realizar la unión como lo es la que lleva a la concepción. 

Las críticas a este método vinieron de quienes lo intentaron y por falta de voluntad fracasaron. Se enfatiza que sólo es posible realizar la práctica mientras la excitación no sea demasiado violenta y obrando con lentitud no se llega a este fin. A los pocos minutos de haber empezado en la forma indicada comenzará a sentirse una grata y profunda sensación, que envuelve a los seres en un prolongado gozo sexual. 

Noyes reunió a sus partidarios en una comunidad que se estableció en Oneida, en el estado de Nueva York. Allá, más de doscientos cincuenta de sus discípulos practicaron su nuevo método de control de fecundación, por más de treinta años, con cuidadosas anotaciones sobre sus efectos para la salud, su vitalización, el tipo de niños nacidos, etc. 

Los resultados del experimento fueron altamente satisfactorios desde el punto de vista de su eficacia como medida del control de fecundación, resultó superior a todos los otros hasta la fecha propuestos, pues en este grupo citado que no practicó ningún sistema anticoncepcional, ni tuvo en cuenta ningún período, no se presentaron concepciones accidentales durante los treinta años y el número predeterminado de niños consciente y científicamente procreados suben al número de sesenta en tres décadas. 

Abortos no se presentaron y niños degenerados o defectuosos y niños en cualquier sentido, no hubo; por el contrario, fueron física y mentalmente muy superiores a sus padres y varios de inteligencia extraordinaria, verdaderamente genial. 

Estudios médicos comprobaron que a la inversa de la anticoncepción que produce serias perturbaciones, este sistema produce una alta vitalidad, una fuerza de resistencia increíble, una lucidez mental fuera de lo común y procreaciones a voluntad; hijos engendrados con conciencia y amor. 

La mayoría de la humanidad es concebida por placer; esto es, los padres no piensan en esos momentos más que en satisfacer sus necesidades fisiológicas, la criatura que puede resultar como consecuencia de estos momentos de lujuria los tiene sin cuidado. 

Algún escritor colombiano fue duramente criticado porque escribió: 

"mi padre me engendró por placer y mi madre me parió por deber".

y verdaderamente este escritor hablaba con conocimiento de causa...


viernes, 18 de noviembre de 2011

¿Cuándo podemos usar el sexo, nosotros, los jóvenes?

SEXOLOGÍA TRASCENDENTAL _____________________________

Cada uno de los seres humanos ingresamos en la matriz materna como una simple  célula para desarrollarnos. Después de 9 meses, venimos a la existencia ya más desenvueltos, pero no completamente. Durante nuestros primeros 7 años, en la primera niñez, gozamos de la dicha del hogar; pero no estamos totalmente evolucionados como
embrión humano, pues el hecho de haber nacido y de haber retornado a la existencia un poco más expandidos, no significa que hayamos concluido nuestro desarrollo. Durante estos 7 primeros años de la existencia, se manifiesta en el organismo de los varones la primera zona testicular que 

 produce ciertas células que nos permiten existir. Y en cuanto a las niñas, sus ovarios le dan ciertas células, ciertos principios que la sostienen vitalmente. Más tarde, la energía sexual interviene más sobre nosotros, entonces vamos la escuela, estudiamos, jugamos, ya no podemos estar a todas horas encerrados dentro de da casa, la energía sexual nos mueve, nos agita, nos inquieta, debido a la formación de la segunda capa testicular que produce en el varón determinadas células quevienen a especificar y a definir completamente su sexo; y en la mujer, la segunda zona ovárica. Nos encontramos entre los 7 y 14 años. Pasada tal época, entramos en la influencia del amor (entre los 14 y 21 años). Es la edad de la punzada; varones y mujeres comenzamos a sentir la inquietud sexual; las glándulas  sexuales entran en actividad. La tercera capa testicudar en el varón viene a producir zoospermos, pero estos todavía no están lo suficientemente maduros, porque tampoco, aquel que va de los 14 a los 21 años, ha terminado aún su proceso de desarrollo. El organismo no ha concluido sus procesos evolutivos. Grave es por consiguiente, que aquel organismo que no ha concluido todavía sus procesos naturales de desarrollo, entre en el terreno de la actividad sexual.
Indiscutiblemente, no es recomendable el coito o cópula para tales organismos; no es correcto que aquel que pasa por su segunda infancia (7 a 14 años), o de adolescente (14 a 21 años), copule. Es obvio que el coito para los niños (de la segunda infancia) o adolescentes, trae, indiscutiblemente, en forma irrefutable, perjuicios muy graves para nuestra salud y para nuestra mente. Estos perjuicios, si bien no los sentimos durante nuestra juventud, sí venimos a sentirlos en la madurez o en la vejez. Así vemos que hoy es normal que cualquier varón
comience a perder su virilidad entre los 40 y los 45 años. ¿Por qué? Por los abusos que cometimos en la segunda niñez o en la adolescencia. Desgraciadamente, hoy en día causa dolor decirlo, muchos niños de 12 y 13 años ya están copulando y aquellos que no lo están, cometen el crimen de masturbarse. ¿Por qué?, nosotros, ¿los jóvenes, consideramos la masturbación como criminosa? Porque con la masturbación eliminamos nuestras hormonas, degeneramos nuestro cerebro, y atrofiamos nuestra glándula pineal. Bien es sabido que después del coito, el phalo o pene, continúa con cierto movimiento peristáltico conducente a recoger energías vitales del útero femenino para tratar de reponer sus principios genésicos eliminados; pero cuando hay masturbación, sucede que con tal movimiento peristáltico phálico, en vez de asimilar energías vitales femeninas, principios útiles para la existencia, se absorbe aire frio, el cual pasa directamente al cerebro y originando la degeneración mental. Así pues, es bueno que nosotros, los jóvenes, comprendamos todos estos aspectos de la sexualidad; esto es vital para nuestra existencia. Que nosotros, los adolescentes, cohabitemos es absurdo, porque tan sólo somos gérmenes que no hemos terminado nuestro desarrollo. El desarrollo total en sí mismo y por si mismo de cada ser humano, viene a concluir a la edad de los 21 años; entonces es cuando realmente comienza la mayoría de edad, la “edad responsable” como se ha dicho. Lamentablemente, cuando alcanzamos la mayoría de edad, por lo común no
hemos tenido una orientación específica sexual, y sin haber concluido nuestro desarrollo como gérmenes que un día entramos en el claustro de nuestra madre, despilfarramos nuestro capital hormonal, gastamos nuestro potencial viril y al llegar a la edad de los 21 años, nos encontramos con una fuerza mental muy débil; obviamente, tal fuerza es irradiada por la glándula pineal. Cuando esta fuerza es debilitada por nuestro abuso sexual (porqué tengamos claro que la glándula pineal y las glándulas sexuales están íntimamente unidas) entonces el resultado es que nos encontramos en una posición desventajosa como para conquistar nuestro puesto a la luz del sol, en la vida; y como consecuencia o corolario, al no irradiar con potencia nuestras ondas psíquicas debido a la debilidad de la pineal, situada en la parte superior del cerebro, fracasamos profesionalmente, o sencillamente, se nos vuelve dificultosa la lucha por el pan de cada día; nuestros negocios fracasan y aquellas personas con las cuales debemos ponernos en contacto comercial no sienten nuestro impulso, cancelan sus negocios y difícilmente conseguimos el pan de cada día. Si nuestro organismo planetario o cuerpo físico se desarrollara sin interferencias de ninguna especie, si se desenvolviera sin entorpecimientos de ningún tipo, si no existieran abusos sexuales, al llegar a la edad de los 21 años, poseeríamos una potencia energética extraordinaria y conquistaríamos nuestro puestecito a la luz del sol con gran éxito. Es bueno saber que aquí, en nuestro país, tenemos millones de habitantes; somos millones de personas que luchamos por existir; hay millones de analfabetas y millones de personas que están padeciendo hambre y miseria. Podríamos protestar contra el Gobierno o contra los Gobiernos y nada resolveríamos con tales protestas, pues, en
realidad de verdad, nosotros no debemos culpar a otros de nuestra mala situación, sólo nosotros somos responsables de nuestra virulenta situación económica. Siempre le echamos la culpa a los diversos sistemas políticos y económicos, siempre acusamos al Presidente o a los Presidentes de las naciones y eso es absurdo porque sólo nosotros somos los creadores de nuestro propio destino. Es obvio que si entramos en la lucha por la vida con debilidad, si no poseemos las fuerzas psíquicomentales-eróticas potentes como para abrirnos paso en la existencia, pues tenemos que
sufrir de hambre y de miseria. Si se permitiera a la célula que un día entró en el claustro materno para
desarrollarse armoniosamente hasta los 21 años, entraríamos en el camino de la vida con gran éxito; poderosos, llenos de salud, llenos de energía, pero, desgraciadamente, estamos copulando desde la segunda infancia. En cuanto al sexo femenino hemos de decir, que el germen concluye sus procesos de desarrollo a la edad de los 18 años, es decir, la mujer se desarrolla más pronto que el varón, por eso ella puede casarse más joven; pero que nosotros, los del género masculino, estando en la segunda infancia o en la adolescencia, que tenemos un cuerpo físico en proceso de desarrollo, nos casemos o copulemos, eso es un adefesio; manifiestamente criminoso; monstruoso en el sentido más completo de la palabra. Desgraciadamente, muchos hemos abusado del sexo durante la adolescencia y la
juventud, y al llegar a los 25 o 30 años, estamos agotados por nuestra forma sexual de vivir, por nuestros abusos sexuales, pero que en modo alguno no sabemos aprovechar como deberíamos aprovechar tal potencial sexual y el resultado viene a ser, lamentablemente, una ancianidad miserable; entramos a la ancianidad sin ninguna fuente segura de ingresos y entonces, en vez de ser útiles en alguna forma, aunque sea para nuestros nietos, venimos a convertirnos, indudablemente, en estorbo para todo el mundo, ¡Por no saber vivir! ¡Por no saber vivir! ¡Por no saber vivir! Debido a esta situación anómala, nosotros, los jóvenes, nos permitimos invitar a los Padres de familia y Maestros a que
abandonen en forma definitiva el falso pudor y los prejuicios relacionados con el problema sexual. Es necesario que comprendamos en forma clara y precisa el problema sexual de los adolescentes y de los jóvenes de ambos sexos. A los catorce años de
edad aparece en el organismo del adolescente la energía sexual que fluye avasalladoramente por el sistema neuro-simpático. Este tipo especial de energía transforma el organismo humano,modificando la voz en el varón y originando la función ovárica en la mujer. A los niños, a los adolescentes y a los jóvenes se les da información intelectual sobre muchos temas y se les encarrila por la vía del deporte cuyo abuso acorta la vida miserablemente, pero desgraciadamente al aparecer la energía sexual con la cual se inicia la adolescencia, tanto Padres de familia como Maestros de escuela, basados en un falso puritanismo y en una moral estúpida, resuelven callar criminosamente. Hay silencios delictuosos y existen palabras infames. Callar sobre el problema
sexual es un delito. Hablar equivocadamente sobre el problema sexual constituye también otro delito. Si los Padres y Maestros callan, los pervertidos sexuales hablan y las víctimas vienen a ser los adolescentes inexpertos. Si el adolescente no puede
consultar a Padres ni a sus Maestros, consultará entonces a sus compañeros de escuela posiblemente ya desviados por el camino equivocado. El resultado no se deja esperar por mucho tiempo y el nuevo adolescente siguiendo falsos consejos se entregará al vicio de la masturbación o se desviará por el camino del Infrasexualismo. Es urgente abandonar radicalmente y en forma definitiva el falso pudor y enseñar a los adolescentes de ambos sexos, de manera franca, todos los Misterios Sexuales. Sólo así podrán encaminarse las nuevas generaciones por la senda de la regeneración. Sintetizando, tenemos: el desarrollo total del cuerpo físico se procesa a través de las edades de los 7, 14 hasta los 21 años. Gracias a la energía creadora, el cuerpo físico pudo gestarse entre el vientre materno; gracias a la energía creadora, el cuerpo físico
puede continuar sus procesos evolutivos, desarrollos a través de los 7, 14 y 21 años. De manera que el mismo cuerpo físico, por el hecho de nacer, no está completo, necesita desarrollarse, en el varón hasta los 21 años y en la mujer hasta los 18 años. Desgraciadamente, vemos cómo los adolescentes, sin haber completado todavía su proceso de desarrollo, ya están fornicando, eyaculando el semen y las niñas llegando al orgasmo, lo cual es manifiestamente absurdo. Porque esa energía creadora que ellos están desperdiciando, es necesaria, indispensable, para completar el desarrollo del cuerpo físico. De manera que, honradamente, el funcionalismo sexual debería comenzar a los 21 años de edad, no antes. Porque antes, el germen ese que entró en el vientre materno, no ha completado todavía sus procesos de desarrollo, y someterlo a la cópula,pues resulta absurdo.

domingo, 13 de noviembre de 2011

EL ETERNO PRINCIPIO CRÍSTICO

Los Cuatro Evangelios nunca fueron escritos para las multitudes. El trabajo de adaptar el Drama Cósmico fue maravilloso. En este trabajo intervinieron grupos secretos de
Iniciados. Estos hicieron una obra espléndida. Cuando las gentes comunes y corrientes estudian los Evangelios, los interpretan equivocadamente. Jesús tuvo el valor de asimilarse la Sustancia Cristo. Esto lo consiguió trabajando con INRI (Fuego). Así fue como el Hierofante pudo ser Uno con el Padre. Jesús se convirtió en un Cristo y subió al Padre. Todo aquel que se asimila la Sustancia Cristo en lo fisiológico, biológico, anímico y espiritual se convierte en un Cristo. Así, pues, Cristo no es ningún tipo de individuo humano o divino. Cristo es una Sustancia Cósmica que se halla contenida en todo el espacio infinito. Necesitamos formar a Cristo en nosotros. Esto solo es posible con INRI (Fuego). Quien forma a Cristo se convierte en Cristo. Sólo Cristo puede subir al Padre. Lo que sucede es que las gentes desgraciadamente tienen una marcada tendencia a antropomorfizar a esta fuerza de tipo superior.
Jesús vivió el Drama de la Pasión, pero no es el único que lo ha vivido. Antes de Él, algunos Iniciados como Hermes, Krishna, Buda, etc., etc., lo vivieron. Después de Él, algunos otros lo han vivido. El Drama de la Pasión es Cósmico. Las enseñanzas del Zend Avesta a semejanza de los principios doctrinarios contenidos en El Libro de los Muertos de los egipcios, contienen el Principio Cristo. La Ilíada de Homero y la Biblia Hebrea, así como los Eddas Germanos y los Libros Sibilinos de los romanos contienen el mismo Principio Cristo.
Entre los persas, Cristo es Ormuz, Ahura-Mazda, el terrible enemigo de Ahriman (Satán). Entre los indostanes Krishna es el Cristo. Entre los egipcios, Cristo es Osiris y todo aquel que lo encarnaba era de hecho un Osirificado. Entre los chinos es FU-JI el Cristo Cósmico quien compuso el I-King, libro de las leyes y nombró ministros “dragones”, símbolo de que era Sabios en el sentido completo de la palabra. Entre los griegos, el Cristo se llama Zeus, Júpiter, el Padre de los Dioses. Entre los aztecas es Quetzalcóatl, el Cristo mexicano. Entre los Eddas Germanos es Balder, el Cristo que fue asesinado por Hoder, dios de la guerra, con una flecha de muérdago, etc. Así podríamos citar al Cristo Cósmico en millares de libros arcaicos y viejas tradiciones que vienen de millones de años antes de Jesús. Todo esto nos invita a aceptar que Cristo es un Principio Cósmico contenido en los Principios Sustanciales de todas las religiones.
La moderna humanidad ha cometido el error de separar al gran Maestro Jesús de todos sus antecesores que como él también se Cristificaron; esto ha perjudicado a la humanidad actual. Necesitamos comprender cada vez mejor que todas las religiones son únicamente una sola Religión. Todo el Drama de Jesús de Nazareth es semejante al Drama de Krishna en la India, y a la
de los otros Cristificados del Mundo; De ahí que el Evangelio de Jesús es semejante al de Krishna. En el Cristo Cósmico no existen diferencias Jerárquicas. En el Mundo de la Verdad todos somos UNO. Y el Drama de Jesús el Cristo con su vida, pasión y muerte y resurrección debe ser vivida por todo aquel que anhele Cristificarse.
El Cristo es FU-JI. El Cristo Chino nace milagrosamente por obra y Gracia del Espíritu Santo: "Paseándose una virgen llamada Hoa-se por la orilla del río puso su pie sobre la huella del Grande Hombre; inmediatamente se conmovió viéndose rodeada por un resplandor
maravilloso y sus entrañas concibieron; transcurridos doce años, el día cuarto de la décima Luna, a media noche nació FU-JI, llamado así en memoria del río a cuya orilla fue concebido". El Cristo mexicano Quetzalcóatl, fue el Mesías y el transformador de los Toltecas: "Estando un día Chimalmán sola con sus dos hermanas se le apareció un Enviado del Cielo; las hermanas al verlo mueren de espanto y ella oyó de boca del Ángel que concebiría un hijo y
concibió al instante, sin obra de varón, a Quetzalcóatl, que fue el Mesías de los Toltecas". El Cristo japonés Amida intercede ante la Diosa Suprema Ten-sic-Dai-Tain, rogando por todos los pecadores. Amida, el Cristo Japonés de la religión Sintoísta es quien tiene el poder de abrir las puertas del Gokurak. (Paraíso). Los Eddas Germanos citan a "Kristos", el Dios de su Teogonía semejante a Jesús de Nazareth nacido el día de Navidad, 24 de diciembre a la media noche, lo mismo que los Cristificados Nórdicos, Odín, Wotán y Heleno. Reiteramos, el Evangelio de Krishna en la India Milenaria, es similar al Evangelio Cristiano. El nacimiento de Krishna fue similar al nacimiento de Jesús. Devaki concibió a
Krishna por obra y gracia del Espíritu Santo. El Niño Dios, Krishna fue transportado al establo de los pastores, el establo de Nanden, y los Dioses y los Ángeles vinieron a adorarle. Entre los griegos Cristo es Zeus y entre los romanos es Júpiter Tonante. Los Cristos Júpiter, Zeus, Apolo nacen de Vírgenes Inmaculadas. Hermes Trismegisto es el Cristo egipcio, él encarnó a Osiris (Cristo). Todo hombre que logre asimilarse la Sustancia Cristo se convierte de hecho en un Cristo Viviente. Jesús no fue el primero que encarnó la Verdad ni tampoco será el último. El adorable Dios Khristus (Cristo) deviene de arcaicos cultos al Dios-Fuego. Las letras P (pira) y la X (cruz), significan el jeroglífico de producir el Fuego Sagrado. Cristo fue adorado en los Misterios de Mitra, Apolo, Afrodita, Júpiter, Jano, Vesta, Baco, Astarté, Démeter, Quetzalcóatl, etc. Jamás ha faltado en religión alguna, el Principio Cristo. Todas las religiones son una sola. La religión es inherente a la vida como la humedad al agua.
La Gran Religión Cósmica Universal se modifica en millares de formas religiosas. Los sacerdotes están plenamente identificados unos con otros en todas las formas religiosas por los principios fundamentales de la Gran Religión Cósmica Universal. No existe diferencia básica entre el sacerdote mahometano y el sacerdote judío, o entre el sacerdote pagano y el legítimo cristiano. La religión es Una, Única y absolutamente Universal. Las ceremonias del sacerdote Sintoísta del Japón o de los Lamas Mongoles son similares a las ceremonias de los Mamas del África y Oceanía. Cuando una forma religiosa se degenera, desaparece y en su lugar la Vida universal crea nuevas formas religiosas. El auténtico cristianismo primitivo viene del paganismo. Antes del paganismo se veneró en todos los cultos al Cristo Cósmico. El Rabí de Galilea es un Dios porque encarnó totalmente al Cristo Cósmico. Hermes,Quetzalcóatl, Krishna, son Dioses porque también encarnaron al Cristo Cósmico. El Principio Cristo es siempre el mismo. Los Maestros que lo encarnan son Budas vivientes. Entre estos últimos, siempre existen Jerarquías. El Buda Jesús es el Iniciado más exaltado de la Fraternidad Universal Blanca.

martes, 8 de noviembre de 2011

SIGNIFICADO DE LUGARES Y PERSONAJES DEL DRAMA CRÍSTICO


Vamos reflexionando en todo esto del Drama Crístico y conviene que entendamos lo que es. Se hace necesario que en nosotros también nazca el Cristo (Él debe nacer en nosotros). 

En las Sagradas Escrituras se habla claramente de BELÉN y de un ESTABLO donde Él nace. Ese Establo está dentro de nosotros mismos, aquí y ahora. Precisamente, en ese “establo interior” moran los animales del deseo, todos esos “Yoes” pasionarios que cargamos en nuestra psiquis; eso es obvio. 

En cuanto a Belén, es un nombre psicológico o esotérico. En tiempos en que el Gran Kabir Jesús vino al mundo, la aldea de Belén no existía. De manera que eso es completamente simbólico. 

“Bel” es una raíz caldea que significa “Torre del Fuego”. De manera que, propiamente dicho, “Belén” es “Torre del Fuego”... Así pues, Belén es simbólica, completamente. Todo el simbolismo relacionado con el nacimiento de Jesús, es alquimista y cabalista. 

Se dice que tres REYES MAGOS vinieron a adorarle, guiados por una ESTRELLA. Ese pedazo no se podría entender, francamente, si no se supiera de Alquimia, porque es alquimista. ¿Cuál es esa estrella y cuáles son esos Reyes Magos? Esa Estrella no es otra que la del Sello de Salomón, la Estrella de las seis puntas, símbolo del Logos Solar. Obviamente, el triángulo superior representa al azufre, es decir, al fuego. Y el inferior al mercurio, al agua. Pero, ¿a qué clase de agua se refieren los alquimistas? Dicen ellos: “Al agua que no moja”, o en otros términos, al esperma sagrado. 

Indubitablemente, mediante la transmutación de las secreciones sexuales, se elabora esa agua extraordinaria, las “aguas puras de Amrita”, el Mercurio de la Filosofía Secreta. Quiere decir que el fuego sagrado, el fuego del Espíritu Santo, debe en nosotros fecundar a la materia caótica, para que surja la vida; debe fecundar al mercurio de la filosofía secreta. Con el mercurio, fecundado por el azufre, podemos fabricar los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser. De manera que si no entendiéramos esto, no entenderíamos tampoco el Sello de Salomón, ni la Estrella, pues, que se apareció a los Reyes Magos.

Los tres Reyes Magos que vinieron a adorar al niño, representan los colores de la Gran Obra. El primer color es el negro. Cuando estamos perfeccionando un cuerpo, está simbolizado eso por el cuervo negro de la muerte: es aquel Rey Mago de color negro. Entonces estamos pasando por una muerte: la muerte de todos nuestros deseos y pasiones, etc., etc., en el Mundo Astral. 

La paloma blanca sigue después; es decir, en el momento en que ya, habiendo desintegrado todos los “Yoes” del Mundo Astral. Ese es el segundo de los Reyes, el Rey Blanco. Y si se ha avanzado mucho, hacia la perfección del Cuerpo Astral y apareciera el color amarillo en el mismo, se tiene derecho a usar la túnica amarilla. Es entonces cuando aparece el águila amarilla y esto nos recuerda al tercero de los Reyes Magos, el de raza amarilla. 

Por último, la corona de la obra es la púrpura. Cuando un cuerpo, sea el Astral, el Mental o el Causal, etc., ya es de oro puro, se recibe la púrpura de los reyes (porque se ha triunfado) y es esa la púrpura que todos los reyes llevan sobre sus hombros. De manera que allí ven ustedes que los tres Reyes Magos no son, como muchos creen, tres personas. ¡No señor: son los colores fundamentales de la Gran Obra y el Jesucristo es íntimo, vive adentro! JESÚS, en hebreo, es Jeshúa y Jeshúa es Salvador y como Salvador, nuestro Jeshúa particular tiene que nacer en este establo que llevamos dentro, para realizar la Gran Obra. 

El Gran Maestro debe surgir, pues, en el fondo de nuestra Alma, de nuestro Espíritu. 

En el Evangelio aparecen las MULTITUDES, pidiendo la crucifixión del Señor. Esas multitudes no son de ayer, de un remoto pasado; son nuestros famosos Yoes

En cuanto a los TRES TRAIDORES, ya sabemos que en el Evangelio Crístico Judas, Pilato y Caifás... 

¿Quién es JUDAS? El Demonio del Deseo: Cambia al Cristo Intimo por treinta monedas de plata, 3 + O = 3. Esa es la alusión cabalística. Es decir, lo cambia por las cosas materiales, por la moneda, por los licores, por el lujo, por los placeres animales, etc., etc., etc. (lo vende). 

¿Quién es PILATO? El Demonio de la Mente. Ese siempre se lava las manos, nunca tiene la culpa (jamás), para todo encuentra una evasiva, una justificación, jamás se siente culpable. Realmente, todo defecto psicológico que nosotros poseemos en nuestro interior, vivimos siempre justificándolo, jamás nos creemos culpables. 

Hay personas que lo han dicho: “Yo creo que soy una persona buena: Yo no mato, yo no robo, yo soy caritativo, yo no soy envidioso”, es decir, un “dechado de virtudes”: perfecto, según ellos. 

¿Quién es CAIFÁS? El demonio de la mala voluntad. Caifás, pues, es de lo más sucio que hay. Estos tres traidores llevan al Cristo íntimo al suplicio. Piensen, por un momento, al Cristo Intimo en el fondo de cada uno de ustedes, al dueño de todos sus procesos mentales y emocionales, luchando por salvar a cualquiera de ustedes sufriendo horriblemente y sus propios “Yoes” (de ustedes) protestando contra, él, blasfemando, poniéndole la corona de espinas, azotándolo... Bueno, esa es la cruda realidad de los hechos: es el Drama Cósmico, vivido internamente. 

El DEGOLLAMIENTO DE LOS INOCENTES: Todo Iniciado tiene que pasar por el “degollamiento”. Pero, ¿qué es lo que tiene que degollar, en uno, el Cristo Intimo? Pues, sencillamente, debe degollar el Ego, el “Yo”

¿Y la sangre esa, que emana pues del degollamiento? Es el fuego, es el fuego sagrado, con el que tiene el Iniciado que purificarse, limpiarse y blanquearse. Todo eso es esotérico, en gran manera; nada de eso se puede tomar a la letra muerta. Luego vienen los fenómenos milagrosos del Gran Maestro: 

CAMINABA SOBRE LAS AGUAS: Sí, sobre las aguas de la vida tiene que caminar siempre el Cristo Intimo.... 

Abrir la VISTA DE LOS QUE NO VEN, predicando la palabra, para que vean la luz... 

ABRIRLE LOS OÍDOS A LOS QUE NO TIENEN OÍDOS, para que escuchen la palabra (cuando el Señor ha crecido en el Iniciado, tiene que tomar la palabra y explicarle a otros lo que es el camino). 

LIMPIAR A LOS “LEPROSOS: Todo el mundo está “leproso”; no hay nadie que no esté “leproso”; esa “lepra” es el Ego, el “Yo” pluralizado; esa es la epidemia que todo el mundo lleva adentro: la lepra de la cual debemos ser limpios. 

Todos están PARALÍTICOS, no caminan todavía por la senda de la auto-realización. Es que el Hijo del Hombre debe, pues, sanar a los “paralíticos”, para que éstos echen a andar, rumbo hacia la montaña del Ser. 

Los tres clavos de la cruz, significan que necesitamos pasar por TRES PURIFICACIONES, a base de hierro y fuego (1ª. 2ª. y 3ª. Montaña). Necesitamos pasar por las tres purificaciones, a base de hierro y fuego, antes de conseguir la resurrección. De lo contrario, no sería posible lograr la Resurrección. El que resucita, se transforma radicalmente, se convierte en un Dios Hombre, en un hierofante de la talla de un Buda, o de un Hermes, o de un Quetzalcóatl, etc. Así que, hay que hacer la Gran Obra. 

La palabra INRI dice demasiado, es el fuego. Realmente, no se podrían entender los cuatro Evangelios, si uno no estudia la Alquimia y la Cábala, porque son alquimistas y cabalistas; eso es obvio.

domingo, 6 de noviembre de 2011

EL DRAMA CRÍSTICO


El Drama Crístico ocupa el Principal lugar en lo que Conocemos como el Nuevo
Testamento. Para poder Comprender tanto el Drama Crístico como el Nuevo Testamento es necesario tener conocimiento de los Principios Universales Gnósticos, pues,
estos se encuentran escritos “en claves” y por lo tanto sus Enseñanzas escapan a los normales análisis del racionalismo Subjetivo. El Drama Crístico fue escrito por los pocos, por los muy pocos: por los discípulos de las antiguas escuelas cristinas. Por lo inteligente y educado, en el ordinario sentido de la palabra, que un hombre pueda ser, no podrá comprender los Evangelios sin recibir indicaciones especiales y sin tener conocimientos Gnósticos-Cristianos precisos. Es necesario recordar que los Evangelios tanto canónigos como apócrifos (por ejemplo, los de Nag Hammadi) son la única fuente viviente por la que sabemos del Drama Crístico y sus
connotaciones excepcionales. Los Hechos y las Epístolas de los apóstoles, añaden varios datos esenciales, pero también introducen muchas cosas que no se encuentran en los Evangelios y que incluso, contradicen a los Evangelios; como es el caso, entre muchos, de la mujer en la participación de las cuestiones de la Iglesia, que en las Epístolas de San Pablo ocupa un segundo lugar, mientras que en los Evangelios ella está en la misma posición del varón, o sea, la mujer no es menos que el varón, ni el varón menos que la mujer. En todo caso, de las Epístolas no sería posible reconstruir ni la “persona” de Cristo, ni el Drama del Evangelio, ni la esencia de las Enseñanzas Evangélicas. El Drama Crístico fue representado en secreto en las Escuelas antiguas y Colegios Iniciáticos de Babilonia, Caldea, nicia, Egipto, Afganistán, Irak, Irán, Siria, México, Antiguo Perú, etc.,  tc., para transmitir a los Iniciados valiosos conocimientos sobre el Cristo Íntimo, de las diversas formas de expresión del Ser. Allí en esas Escuelas, los Iniciados sabían que cada uno de nosotros debe Convertirse en el Cristo de dicho Drama, si es que realmente se anhela convertirnos en el “Hijo Primogénito de Dios”. Pero este Drama en esas Escuelas, Colegios, Logias, etc., era rigurosamente
representado en secreto, esto es, el pueblo no tenía acceso a él. Sólo un Gran Hombre en el sentido pleno de la palabra, se atrevió a darlo a conocer públicamente, nos referimos en forma enfática al Maestro de Maestro, Jesús de Nazareth. Este Gran Ser enseñó públicamente la Doctrina del Cristo Íntimo. En el Gnosticismo se conoce con lujo de detalles que Jesús de Nazareth perteneció a la secta de los senios, estudió la sabiduría hebraica y tuvo, durante su infancia, a los maestros rabinos: Elchanam y Jehosuah Ben Perachiah. Jesús, en esta desconocida etapa de su vida, aparte de adquirir profundos conocimientos del Zohar, el Talmud y de la Torah, realizó numerosos viajes por Europa, perteneció a una Escuela de Misterios del Mediterráneo y estudió en la pirámide egipcia de Kefrén, demás de viajar por Caldea, Persia, India y el Tíbet. Hay plena documentación de que el Maestro Jesús aprendió el maya en el  tíbet y que hablaba maya. Para prueba de ello tenemos la frases pronunciada en el Gólgota. Es una frase maya que los 
judíos no entendieron, porque no hablaban maya: HELI LAMAH ZABAC TANI. Decían los judíos: A Elías llama, a ver si viene a salvarlo. ¿Cómo le iban a entender? En maya riguroso, "Heli Lamah Zabac Tani" significa: “Me oculto en la pre-alba de tu Presencia”.
Hasta entonces, la Gnosis, la Sagrada Doctrina Crística, se conservaba en secreto dentro de los Misterios Iniciáticos de Egipto, Troya, Roma, Cartago, Eleusis, etc. En estas escuelas sólo podían ingresar a la Iniciación los Sacerdotes de las castas privilegiadas. Allí se impartían las enseñanzas por medio de representaciones teatrales en las que se narraban antiguas leyendas divinas y dramas religiosos, uno de los cuales era el “Drama del Cristo Cósmico”. Jesús representó el drama de la “Pasión Crística” en los templos y más tarde lo entregó de forma pública, sobre las viejas calzadas de Jerusalén, la ciudad querida de los Profetas. De esta forma se abrieron las puertas del Templo a todos los seres humanos. Por lo tanto, la doctrina que el Gran Kabir Jesús enseñó, no la sacó de su propia cosecha sino que es una doctrina cósmica que existió antes de él y seguirá existiendo siempre. El gran hecho de Jesús fue aberla enseñado en forma alegórica o simbólica, en el mundo físico para
que la gente la comprenda. Así, actualmente, algunos autores llegan a entender este hecho, como John Robertson que dice: “El relato evangélico acerca de los sufrimientos de Jesús, leído con atención, produce una impresión algo extraña: como si no fuera una obra literaria sino una representación teatral... Algo así como la escenificación de un acto ritual.” En los siglos siguientes, las Escuelas de Misterios se cerraron en el mundo físico, mas la síntesis de la sabiduría que atesoraban quedó reflejada en la Doctrina entregada por Jesús, que abrió públicamente el sendero de la Iniciación para todos los seres humanos. Todo el Drama de la Vida, Pasión, Crucifixión, Muerte y Resurrección del Cristo viene de
las antiguas religiones arcaicas del pasado y se le conoce en todos los rincones del mundo. Este Drama no es la vida personal de un Hombre. Lo mismo lo vivió Jesús de Nazareth como otros Iniciados cristificados como Hermes Trismegisto, Moisés, Juan el Bautista, Moria, Babají, etc. Realmente, este Drama que enseñó Jesús de Nazaret, es un Drama Cósmico que existe desde mucho antes de la presencia del mundo. Este Drama es conocido en todos los mundos del espacio infinito. Los cuatro Evangelios sólo se escribieron para servir de guía a los pocos que recorren el Camino hacía el Padre que está en secreto. En este Trabajo intervinieron Grupos Selectos de
Iniciados. Jesús de Nazareth vivió el Drama, pero no es el único que lo ha vivido. Antes de Él, algunos Iniciados lo vivieron; en su tiempo otros también lo vivieron, después de Él, algunos otros lo han vivido. Las gentes inconscientes y dormidas solo aceptan el Drama Crístico histórico, que lo llenan de dogmas inquebrantables, al cual le acomodan fácilmente sus códigos de moral torpe y rancia y todos sus prejuicios y condiciones. Las gentes no pueden concebir jamás que cada uno de nosotros pueda vivir el Drama del Cristo Intimo; siendo que el mismo Jesús de Nazareth nos dijo que “Esto que yo he hecho lo podéis hacer vosotros y mucho más”. Las multitudes no
quieren vivir el Drama Cístico sólo se limitan a adorar al Cristo. Cuando se le habla a las multitudes, cuando uno les declara el crudo realismo del Drama Crístico de inmediato recibe uno los calificativos de blasfemo, hereje, malvado, profanador, sacrílego, etc. Así son las multitudes, siempre inconscientes; siempre dormidas. Ahora comprenderemos porqué el Cristo crucificado en el Gólgota exclama con todas las fuerzas de su alma: ¡Padre mío perdónalos porque no saben lo que hacen! En el Drama Crístico está contenida la Doctrina de la Salvación del Alma.

martes, 1 de noviembre de 2011

EL SALVADOR


La idea de un Salvador atraviesa la historia entera de la humanidad. Esta idea es tan
vieja como el mundo. Por siglos, por cientos de siglos de su historia, la humanidad ha vivido con la idea de la existencia de un Salvador. Los mitos y las leyendas de todos los pueblos antiguos están llenas de imágenes de Salvadores; como por ejemplo, los Héroes de los mitos, los Titanes, los Semi-dioses, los Profetas y los Mesías de todas las religiones, así como los Héroes de los cuentos de hadas y de los Cantos Épicos, los Caballeros que rescatan a las princesas cautivas, o que despiertan a las bellas durmientes, o que vencen a los dragones o luchan contra gigantes ogros en aras de la libertad, todo estos son imágenes de Salvadores. La sabiduría popular de todos los tiempos y de todos los pueblos han entendido siempre que el Hombre, tal como es, no puede liberarse por sí mismo; la sabiduría popular nunca ha considerado al Hombre como la realización cumbre de la creación; sino que el Hombre para llegar a Dios, a su
Padre que está en secreto, necesita de una ayuda extraordinaria y de un Camino luminoso, y ese Camino es el de su propio Salvador. Ese Salvador siempre viene a salvar al Hombre de sí mismo, o sea, de sus pecados o errores psicológicos; del mismo modo que para liberarlo de las fuerzas del mal que lo esclavizan tales como el deseo, la mente siniestra y la mala voluntad que son el origen de la perversidad, la maldad y de todas las pasiones que lo mantienen encadenado abominablemente. Todas las religiones tiene como uno de sus rasgos característicos la espera de un Salvador, la espera de un Profeta, de un Enviado del Reino de los Cielos. Así tenemos que los preincaicos e incas esperaron a su Salvador: Viracocha; los Kogis de la Sierra Nevada de Santa Marta a Sintana; los aztecas a Huehuetéotl; los mayas a Quetzalcóatl; en el Budismo a Buda; en la India milenaria a Krisnha; los chinos a FU-JI; los egipcios a Osiris; los indo-irani a Mitra; los japoneses a Amida; los germanos a Kristos; el Salvador de los griegos fue Zeus; el de los romanos, Júpiter Tonante; el de los tibetanos, Yama Raja; el de los judíos, Jehová; el Salvador de los Gnósticos-Cristianos es Cristo; etc., etc. Todo pueblo, toda tribu, toda raza, etc., etc., tiene un Salvador: Su Salvador. La primitiva forma Gnóstica de Cristo fue Crestos; fue usada en el siglo V antes de J.C., por Esquilo, Herodoto y otros. El primer escritor cristiano, Justino Mártir, en su Primera Apología, denomina Chrestianos a sus correligionarios. Dice Lactancio que “sólo a la ignorancia es debido que los hombres se titulen cristianos en lugar de Chrestianos, pues los términos Cristo y Cristianos, originalmente se escribían Chrest y Chrestianos, que fueron copiados del vocabulario del templo de los paganos”. Jamás ha faltado en religión alguna un Salvador, un Cristo. San Pablo nos dice que hay que “formar el Cristo” en nosotros (Gálata 4: 19); también dice que “por Él fueron creadas todas las cosas” (Colosenses 1: 16). Según el filósofo Heráclito de Efeso (siglo VI a. C), “… este mundo, el mismo para todos, ningún Dios ni hombre lo hizo, sino que fue siempre, es, y será fuego siempre vivo, que se enciende según medidas y se apaga según medidas”. Por lo que podemos deducir que el Fuego de Heráclito es Cristo, confirmado por San Pablo al decir que Él ejecutó toda la creación de todas las cosas tanto visibles como invisibles. Recordemos que los cristianos primitivos nombraban al Cristo como el “Fuego del Fuego”, la “Llama de la Llama”; y todas las religiones antiguas lo representaban bajo la apariencia Ígnea. Ejemplos: La zarza ardiente (Éxodo 3: 2) y el Incendio del Sinaí a raíz de la entrega del Decálogo (Éxodo 19: 18), son dos manifestaciones ígneas del Cristo. En el Apocalipsis 4: 35, Él aparece bajo la figura de un ser de jaspe y sardónica de color de llama sentado en un trono incandescente y fulgurante. “Nuestro Dios es un fuego devorador”, escribe Pablo de Tarso (Hebreos 12: 29). Los persas consideraban al Fuego como la más perfecta imagen del Cristo Íntimo. Los Pritaheos de los griegos eran siempre y en forma constante un fuego perpetuo. La Vesta de los etruscos, de los sabinos y de los romanos, ardía incesantemente. Las diversas culturas autóctonas de América prehispánica rindieron siempre culto al fuego. El Fuego Sagrado resplandeció gloriosamente en el cristianismo; por ello sobre la cruz del Redentor del Mundo está escrita la palabra sagrada INRI: Ignis Natura Renovatur Integran, o sea, El Fuego Renueva Incesantemente la Naturaleza. Así que, INRI es el Fuego; INRI es el Cristo.Los sabios de la antigüedad hablaron de un Fuego, del Foat que existe siempre en toda materia orgánica e inorgánica. San Pablo dice que “debemos formarlo”. ¿Cómo formar ese Fuego dentro de nosotros”. Los primeros Padres de la Iglesia Gnóstica-Cristiana enseñaron que este Fuego está encerrado tanto en los varones como en las mujeres en sus secreciones sexuales. No se trata, naturalmente, de un Fuego meramente físico, tridimensional, sino de un Fuego, dijéramos, de tipo psicológico, estrictamente hablando, que se llega a experimentar durante la cópula sexual. Este Fuego puede desenvolverse y desarrollarse para ascender desde nuestras secreciones sexuales a lo largo del canal medular espinal. Así, pues, el Salvador de todas las religiones es ese
Fuego psicológico, el INRI, el Cristo. Esta Asociación de Centros de Estudios Gnósticos, Antropológicos, Psicológicos y Culturales (Asociación Civil), los invita a comprender lo que es el Cristo; que no nos contentemos con recordar la cuestión únicamente histórica, porque el Cristo, Jeshúa o Salvador es una realidad de instante en instante, de momento en momento, de segundo en segundo. El Fuego, el Cristo es el Gran Creador del Universo. Es por medio del Fuego que nosotros podemos Cristificarnos, Salvarnos. Necesitamos encarnar el Cristo, el Espíritu del Fuego, hacerlo carne en nosotros; en tanto no lo hayamos hecho estaremos muertos para las cosas del Espíritu. Necesitamos que penetre en nosotros para que nos transforme radicalmente; es necesario comprender a fondo lo que es realmente el Cristo Cósmico. Urge saber, en nombre de la verdad,
que Cristo, no es algo escuetamente histórico. Las gentes están acostumbradas a pensar en el Cristo como un personaje histórico que existiera hace 2009 años. Tal concepto resulta equivocado, porque el Cristo no es del tiempo, el Cristo es atemporal; Cristo, en sí mismo, es el Fuego Sagrado, el Fuego Cósmico Universal Ese Fuego Cósmico entra en el hombre que esté debidamente preparado. Cuando el Cristo encarna en un Hombre, éste se transforma radicalmente. Él es el Niño–Dios que debe nacer en cada criatura. Así como Él nació en el universo hace millones de años, para organizar totalmente este sistema solar, así también debe nacer en cada uno de nosotros. Él nace en el "Establo de Belén", es decir, entre los animales del deseo, entre los agregados psíquicos que necesita quebrantar, porque sólo el Fuego puede quebrantar tales agregados; así, el Fuego aparece donde están esos agregados para destruirlos, para volverlos polvareda cósmica y libertar el Alma, la Esencia., la Conciencia. ¿Cómo podrá Él libertar el Alma, si no entrara o penetrara profundamente en el organismo humano?