jueves, 18 de octubre de 2012

SEGUNDO FACTOR: MORIR

                                                                                               
a) PRIMER CHOQUE CONSCIENTE O "MUERTE EN MARCHA"


El fin del PRIMER CHOQUE CONSCIENTE es transformar todo lo que nos llega del mundo exterior, o mundo de apariencias, o tridimensional. Para esto conviene que estemos transformando las impresiones de ira, lujuria, orgullo, pereza, gula, codicia, envidia. etc., etc., mediante la COMPRENSIÓN. Pongamos un ejemplo que nos sirva como modelo general para transformar cualquier impresión que provenga del mundo exterior. sea que venga esta de cualquier "Yo" o pecado capital: Si alguien nos alaba o adula. ¿cómo podríamos nosotros transformar la vanidad que tal adulador provoca en nosotros? Obviamente, la alabanza, la adulación son impresiones que llegan a la mente. y éstas reaccionan en forma de vanidad. pero si se transforma tal impresión a través de la comprensión la vanidad se hace imposible.

¿Cómo se transformarían las palabras de un adulador, o los términos de alabanza? ¡Mediante la comprensión' Cuando se comprende realmente, que uno sólo es una infinitesimal criatura en un rincón del universo, de hecho transforma por sí mismo. tales impresiones de alabanza y lisonja en algo distinto: la comprensión convierte tales impresiones en polvareda cósmica. porque comprende uno nuestra posición; pensemos: ¿Qué es nuestro planeta en el concierto de mundos': Pues es un grano de arena en el espacio. Pensemos en la Galaxia en que vivimos compuesta por millones y millones de mundos. entonces, ¿Qué es la tierra? Una mísera partícula de polvo ¿Y qué nosotros') Organismos casi imperceptibles de esa partícula, ¿Luego qué? ¿Qué surgiría en nosotros con estas reflexiones? Aparecería la HUMILDAD, y ésta produciría una transformación de las impresiones que se relacionan con la lisonja, adulación, alabanza.

Claro! Y así no reaccionaríamos en forma de orgullo; cuanto más reflexionemos esto, veremos la necesidad de la transformación completa de las impresiones que surgen en nuestra mente con el fin de producir lo que hemos llamado el Primer Choque Consciente (la "Muerte en Marcha"). Con el ejemplo anterior, usted, caro lector (a), puede guiarse para transformar impresiones de celos, venganza  odio, amor propio. egoísmo, y de todos esos miles de "Yoes" que cargamos en nuestro interior psicológico,

b) SEGUNDO CHOQUE CONSCIENTE O ELIMINACIÓN RADICAL DEL "YO"


Un orden debemos tener en este Trabajo de eliminar el Ego o "Yo": Al llegar la noche, con el cuerpo Físico ya relajado, pasemos a practicar un Ejercicio Retrospectivo sobre todo lo que nos acaeció en el día; entonces pasamos a visualizar  o reconstruir los eventos del día; ya construidos, numerados, procederemos, a Trabajar un evento, dijéramos, de ira, al cual podemos dedicarle quince minutos; otro evento, digamos, de pereza. le podemos dedicar unos treinta minutos; otro evento de desconfianza. le podemos dedicar unos diez minutos; todo depende de la gravedad del evento. En todo evento entran los factores de Descubrimientos, Enjuiciamiento y Ejecución. A cada "Yo" que participa en un evento se le aplican los tres instantes: Descubrimiento. o sea. cuando se descubre con la Observación de sí. Comprensión, se llega a comprender a través de su estudio para enjuiciarlo. Ejecución, con la ayuda de nuestra Divina Madre Particular.

Coloquemos un ejemplo que nos sirva de guía general: Un hombre cualquiera ve muy quedita a su mujer o esposa, platicando con un caballero cualquiera; lógicamente no se aguantaría, producto de ello se manifestaría el "Yo" de los celos; seguidamente se sentiría herido el "Yo" del "amor propio", luego vendría la "ira"; viniendo por último toda clase de insultos y reclamos. Es lógico que si ese hombre quisiera eliminar tales "Yoes"; debe primero traer a colación el evento, ¿Cómo') Reviviéndolo de la misma manera como sucedió. Luego viene la observación serena. en la cual entra él análisis reflexivo sin identificación de ninguna especie con el fin de comprender la manera de actuar de estos "Yoes' en cuestión. Luego viene el análisis superlativo unitotal. con el bisturí de la auto- critica  para hacerle una disección al "Yo", con el fin de lograr el aniquilamiento total. Luego viene el paso de dirigimos a nuestro "policía interior. que es lo que se denomina la "Reflexión Superlativa de nuestro Ser": este paso también se denomina "La Acusación de sí mismo". en el cual debemos descargar sin consideración alguna todo el sumario que tengamos contra ese "Yo", es decir. todas las amarguras, penas, desdichas, enfermedades, problemas, dificultades. etc., etc., esto es .. todo lo que nos haya causado: debemos enumerar todo lo que nos haya hecho pasar ese "Yo", con el fin de que sea verdaderamente ejecutado. Luego viene el paso de la Eliminación, y en este caso nos dirigimos a nuestra Divina Madre Particular, con el propósito de pedirle la aniquilación total del citado "Yo". A Ella debemos pedirle con el corazón. Las parejas. durante el coito o cópula sin eyaculación seminal  deben pedirle a la Madre Divina Personal, la eliminación del "Yo".

Todo esto es cuestión de un prolongado proceso y padecimiento voluntario de sí mismo; que se va ejecutando con mucha paciencia y tenacidad, sin creer que es algo fácil, pero tampoco poniéndonos a razonar en las dificultades que vayamos a tener; éstas se irán aclarando o solucionando en la medida que vayamos Trabajando sobre sí mismos. El Trabajo mismo nos irá dando esa facultad de discernir en cómo lo debemos realizar. Es así, como cada uno de nosotros debe trabajar y dejar que la Divina Madre vaya realizando también su Trabajo. Ella sabe lo que debe hacer. Nosotros por medio del sentido de la Auto-observación. iremos viendo los resultados. Mucha devoción y súplica debemos realizar y lo demás vendrá por añadidura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada